deutsch | español
Tomar conciencia de la cultura
Hoy en día las lenguas extranjeras alcanzan cada vez mayor importancia. Sin embargo, al aprender una lengua, no basta con profundizar en los aspectos lingüísticos, sino que también es necesario introducirse en la cultura. Existen varios principios de la enseñanza intercultural de lenguas que se pueden aplicar de forma generalizada.

Construcción activa del conocimiento cultural
El aprender una lengua incluye una construcción activa del saber dentro de un contexto sociocultural. Esto quiere decir que los alumnos estudian la lengua y su cultura indagando en ellas mediante la participación activa y creando así un espacio personal intercultural con varias dimensiones.

Unión de cultura y lengua
El aprendizaje se construye sobre conocimientos anteriores y debe partir de las opiniones preconcebidas de los alumnos. De esta manera, los alumnos relacionan los conceptos, reflexionan y amplían los conocimientos y convicciones previos.

Interacción social
La clase tiene como meta fomentar los debates sobre las semejanzas y diferencias culturales y lingüísticas. Al mismo tiempo, los alumnos deben reconocer, investigar y superar las fronteras culturales y lingüísticas.

Reflexión sobre los conocimientos aprendidos
Las diferencias y semejanzas aprendidas deberían cuestionarse crítica y constructivamente, sin olvidarse del propio trasfondo cultural del alumno. Para ello, el profesor debe adoptar una actitud abierta que permita al alumno conocer todas las dimensiones de su propio espacio intercultural y de su identidad.

Responsabilidad
El aprendizaje puede resultar eficaz si se mantiene una actitud receptiva y una buena disposición hacia él. Los alumnos asumen la responsabilidad de participar activamente en la comunicación sobre lenguas y culturas, desarrollando así su propia perspectiva intercultural.

Conclusión
El profesor puede aprovechar las pautas anteriores como oportunidad para conectar las diferentes ideas y opiniones recogidas en clase. Es necesario que el profesor muestre interés por el trasfondo cultural del alumno y por la lengua que está aprendiendo. Además, el profesor deberá motivar a los alumnos para que éstos participen de una manera activa en las clases y para que aporten sus propios conocimientos. Sobre todo, deberán potenciarse los debates sobre los diferentes puntos de vista culturales.

Profesores y alumnos comparten la responsabilidad de alcanzar los objetivos de las clases y de que los alumnos se aproximen a sus metas personales.

Traducido por Aída Falcón Pérez, Javier García Pérez y Ana Bolaños Bonal.