deutsch | español
Todos aprendemos de forma diferente
"¿Lo han entendido?" En clases de 30 o más alumnos son poquísimos los que se atreven a responder con un "no" a esta pregunta. Está claro que no hay tiempo suficiente para ocuparse de los problemas de cada uno y solucionarlos uno por uno. Basta con que alguno se quede atrás para que le sea mucho más difícil seguir la clase y se vaya frustrando cada vez más.

Identificar las debilidades y aprovechar los potenciales
Es mejor que los grupos sean reducidos, con un máximo de 10 ó 12 alumnos. A esta escala es posible ocuparse de cada alumno por separado, distinguir sus debilidades y sus potenciales y adaptar a ellos la clase. Por ejemplo, el profesor puede motivar a un alumno tímido, al que le encantaría pasarse todo el día escuchando música, animándolo a que escriba la letra de una canción.

Otro punto importante es la comunicación, tanto entre los alumnos como entre alumnos y profesores. Por ejemplo, si en clase se debate sobre un tema que interesa al alumno, esto le ayudará a progresar mucho más en la lengua extranjera que los métodos tradicionales, en los que el profesor se pone delante de la clase y se limita a explicar. El profesor debe procurar que la comunicación tenga lugar principalmente en la lengua extranjera y que cada alumno pueda participar en ella.

Es de gran importancia incluir en la dinámica de clase las experiencias personales, las ideas, la imaginación y los sentimientos de cada uno de los alumnos. Un alumno que quiera contar una historia personal, al principio tendrá dificultades con el idioma, pero la experiencia de poder expresarse en otra lengua de manera que los demás lo entiendan es un gran impulso para ganar seguridad en sí mismo y supone una excelente motivación. Se divertirá tanto con el idioma que ya no lo verá como un obstáculo insuperable.

El principal objetivo de un profesor debería ser despertar y conservar el interés de los alumnos por la lengua extranjera, de manera que la aprendan de forma voluntaria. Para ello, se debe dar prioridad a la personalidad de los alumnos sobre el programa del curso. Lo ideal es no seguir un programa estricto.

El aprendizaje de la lengua extranjera será más efectivo y positivo para el alumno si se tienen, por tanto, en cuenta los siguientes puntos:

  • Grupos reducidos
  • Flexibilidad
  • Comunicación
  • Atención individual

Traducción de Thaidibell Llamas Alonso, Sara-Jayne Macdonald, Nadia Luna López y Cristina Mendoza Merino.