deutsch | español
El aprendizaje integral
El profesor entra en clase, el alboroto cesa. Durante los 45 minutos siguientes, los alumnos, para contentar al profesor, se esmeran en tomar apuntes y tratan de realizar a su gusto los ejercicios.

Un enfoque progresista de la enseñanza, que se orienta al alumno y a la complejidad de la lengua, debe crear un entorno de aprendizaje positivo, que no solo esté libre de presiones sino que potencie la autoestima y la motivación de los alumnos, ofreciendo a la vez libertad de movimiento.

La lengua es algo que surge del contacto entre las personas
La clase de lengua es más que la transmisión de reglas gramaticales y vocabulario. Se trata más bien de crear en el aula las condiciones adecuadas para poder comunicarse y relacionarse en la nueva lengua. El aprendizaje en grupo favorece la cooperación social y hace que los alumnos se sumerjan en un mundo completamente nuevo y desconocido.

Las competencias sociales e interculturales van de la mano. Para poder desenvolverse con seguridad en la cultura extranjera, no solo se debe ser consciente de la propia cultura sino también de la ajena. El aula es el lugar en el que se puede experimentar en sus distintas facetas la cultura extranjera (o ya no tan extranjera), por ejemplo, con canciones, literatura, películas o juegos de rol, entre otros.

Aprender puede ser divertido
También los aspectos emocionales influyen de manera significativa en el éxito del aprendizaje. Los temas que tienen importancia desde el punto de vista emocional son los que se retienen más fácilmente. Además, la implicación emocional promueve una actitud positiva hacia la lengua y la cultura correspondientes, así como una relación amistosa entre el profesor y el alumno.

La función del profesor es ayudar a los alumnos, motivándolos para que entiendan los errores no como derrotas, sino como nuevas oportunidades de éxito. Solo un alumno motivado y seguro de sí mismo, que se involucra por iniciativa propia en el proceso de aprendizaje, desarrolla el interés necesario hacia la asignatura, además de hacerse responsable de su formación y de su propia vida. Por eso, el alumno no debería tener ningún miedo a hacer el ridículo delante del grupo, sino que se le debe estimular para que maneje el idioma de forma creativa, aprovechando todas sus posibilidades.

Presente en cuerpo y alma
El bienestar psíquico y emocional depende también del equilibrio corporal. Para liberar espacio en la clase se podría reducir el número de bancos y sillas innecesarios. El alumno debe tener la posibilidad de adoptar una postura cómoda, porque estar sentado muchas horas va contra la naturaleza humana. En los juegos de rol todo el cuerpo participa para expresar en movimiento lo aprendido, por ejemplo, para imitar los gestos y los comportamientos específicos de la cultura extranjera. Únicamente si el contenido de la clase está relacionado con la vida cotidiana, el alumno podrá aplicar de manera útil la lengua fuera de clase.

Traducido por Almudena Viera Artiles, Sonia Daswani Daswani, Carmen Betancor Rodríguez e Isabel Caraballo Moreno.